Finanz Commerce

Vuélvete un experto y aprende a administrar tus finanzas personales.

¿Invertir en fondos indexados o ETF?

¿Invertir en fondos indexados o ETF?

¿Estas interesado en invertir en fondos indexados? Con este artículo vas a saber diferenciar los dos tipos principales de fondos de gestión pasiva y podrás tomar una decisión con más información. Los fondos indexados y los ETF parecen similares, pero tienen diferencias muy importantes. Esperamos que nuestra opinión te ayude a decidir durante el año 2022.

Tanto los fondos indexados como los ETF son fondos de gestión pasiva. Esta manera de invertir se está consolidando como uno de los estilos de inversión que más está creciendo en nuevos inversores y en importe gestionado. Además, está siendo un crecimiento a nivel mundial.

Las causas de este éxito las podemos encontrar así:

Se trata de productos financieros con bajas comisiones, muy sencillos cuando se trata de entender su funcionamiento y con potencial para igualar la rentabilidad de un mercado y de superar los beneficios de los fondos tradicionales a los que estás acostumbrado o también llamados fondos de gestión activa.

¿Invertir en fondos indexados o ETF?

Todas estas características hacen que sean muy atractivos para los inversores; de ahí nace su éxito.

Además de lo comentado, a su éxito también ha ayudado mucho el enorme abanico de posibilidades que encuentras para poder invertir en mercados muy específicos, productos determinados, sectores industriales, etc. Esto te permite que puedas diseñar tu estrategia de inversión de una manera muy personalizada.

¿Qué es un ETF? y sus principales características

Cuando hablamos de un ETF nos referimos a la abreviatura de las siglas en ingles de Exchange Traded Fund , lo que puede traducirse en que es un fondo cotizado. Esto básicamente es que es un fondo que cotiza como una acción.

Características de los ETF

Facilidad de acceso: Los ETFs se negocian en el mercado bursátil, lo que te facilita acceder al ETF, aumentar tu inversión, o disolver tu cartera muy fácilmente. Tanto comprar como vender es muy fácil.

Costes reducidos: Los ETFs tienen comisiones muy inferiores a las que tienen de otros tipos de fondos de inversión.

Transparentes: Cuando inviertes en ETFs, tienes un buen control sobre tus inversiones y conoces a la perfección en qué estas invirtiendo. Tienes la facilidad de poder comprobar a diario la cotización, la rentabilidad y las comisiones de tu cartera.

Gran diversificación: Al comprar ETFs tienes entrada a un universo enorme de opciones de inversión, que incluyen diferentes clases de activos, de sectores económicos y zonas geográficas.

Riesgo: La gran diversificación que puedes conseguir te va a permitir reducir el riesgo y tener una cartera poco concentrada.

¿Qué es un fondo indexado? y principales características

Cuando hablamos de fondos indexados 2022 estamos refiriéndonos a un fondo de inversión que replica la evolución de un determinado índice bursátil mediante la creación de una cartera igual que la de ese índice.

Por tanto, la estrategia de un fondo de inversión indexado es muy simple: Se trata de replicar lo más fielmente posible el comportamiento de un índice de referencia, habitualmente de renta variable.

Características de los fondos indexados

Bajas comisiones: Como has podido ver al entender cuál es su estrategia, puedes entender que el gestor se limita a mantener las 35 acciones del Ibex en la misma proporción y peso en el que están en el índice. Si no cambia, el gestor no tiene más trabajo que hacer un seguimiento puntual.
No está obligado a hacer una gestión intensiva, por lo que su labor resulta barata. Esto se traduce en comisiones bajas.

¿Invertir en fondos indexados o ETF?

Sencillez: Seguir la evolución de estos fondos es muy sencillo, ya que tan solo tienes que seguir la evolución del Índice al que está replicando.

Fiscalidad atractiva: A pesar de ser un fondo índice y de gestión pasiva, puedes aprovecharte de las ventajas fiscales de cualquier fondo de inversión. Por ejemplo, traspasar sin coste ni tributación, retrasando al momento que más te interese el pago.